Friday, February 06, 2009

un segundo infinito libera un pensamiento cautivo...


Hoy, después de la prolongación infinita de un palpitar en decadencia
Hoy, al final de una brisa fría que congelaba mis ansias de volar
Me perdí en lo profundo de tu mirada, tus ojos cambiaron de color
Desperté en algún lugar donde te soñé la última vez que pude dormir
Y de repente el mínimo gesto tomo el papel protagónico de un segundo
Y mis ansias de saber expiran, y solo el roce de tu esencia lo fue todo
El ocaso de repente no fue tan impresionante frente a tus ojos
Tu perfume opacó el aliento del sol antes de irse a descansar
Y solo por ese momento, solo por tu sonrisa, nació la mía
Fue por ese momento que valió la pena no tener horas que contar
Y fue ese momento, corto, infinito, preciso, confuso, profundo
Agridulce, potencialmente invaluable, imperfecto pero incomparable…
En ese momento, encerrado en impotencia, por primera vez me sentí libre.

2 comments:

Anonymous said...

hola... me encanta como escribes ^^ maravilloso!! :)

Mariela del rosario said...

mee gustaa!!

Comments system